Ángel de Benito, gestor de Banif, asegura que será en este tipo de compañías en las que se produzcan importantes rebotes cuando logren sanear sus cuentas, siempre hablando claro está de un perfil arriesgado de inversor.

En declaraciones a Radio Intereconomía, Ángel de Benito filtra sus recomendaciones obviamente en función del perfil del inversor. ‘Las oportunidades de riesgo se encuentran ahora en los cíclicos, con economías emergentes incluidas, y en los valores bancarios. Sin duda, el seleccionar bien esas empresas de crecimiento supone que en la medida en que éstas solucionen sus problemas, puede haber importantes rebotes. Y en cuanto a los bancos, me parece mucho más arriesgado, pero no creo que superen todos sus problemas de golpe.’

Mientras que en el caso de los inversores conservadores ‘deben apostar por el dividendo de telecos, utilities o energía.’

Por el momento, las expectativas de cara a esta semana para el gestor son altas. ‘Están los elementos importantes encima de la mesa y ya tienen que jugar con ellos. El mercado está empezando a creerse que esta vez puede ser la buena. En el G-20 están bastante desesperados y una vez aprobados los fondos del ESFS sólo queda determinar los términos.

El contagio de Grecia ya se ha producido y este Fondo de Rescate no es suficiente. Los bancos se quejan: ‘que nos penalicen por comprar deuda nuestros gobiernos es bastante injusto’. Hay una crisis de confianza de tal nivel que no te crees que vaya a pagar Italia, por ejemplo.

Las expectativas son buenas, últimamente ha habido bastante demanda de papel en cada una de las subastas de deuda en España.

Gran parte de las subidas han sido cierre de cortos, había muchos cortos con Dax, el volumen es escaso y las cosas de fondo tampoco han mejorado tanto. La falta de crédito hace que no haya empleo, ni crédito que no cuadren las cuentas públicas y esto no se ha solucionado todavía.’

En terreno de commodities, dice De Benito que ‘mientras siga la incertidumbre, el oro puede mantener una valoración alta, aunque ya no parece un escenario tan en primera línea una vez descartada la recesión en Estados Unidos y Europa, con lo que no esperamos una nueva gran revalorización.

Si la media de los países emergentes en el entorno del 6%, podrían volver todas las empresas cíclicas y las materias primas, como el petróleo, volver a repuntar.’