Los indicadores americanos están en positivo, a pesar de la mala noticia sobre el dato de precios al consumo. Esto ha sido negativo para el mercado, cuyos futuros se iniciaron cayendo en picado, pero una vez asumido el hecho de que subirán los tipos de interés la incertidumbre ha desaparecido y las bolsas han tenido un arranque bueno.
Los indicadores americanos están en positivo, a pesar de la mala noticia sobre el dato de precios al consumo. Esto ha sido negativo para el mercado, cuyos futuros se iniciaron cayendo en picado, pero una vez asumido el hecho de que subirán los tipos de interés la incertidumbre ha desaparecido y las bolsas han tenido un arranque bueno.