Este lunes se convierte en una jornada negra para todas las plazas mundiales y es que a los importantes recortes vividos en Europa desde el comienzo de la sesión, Wall Street se suma a las caídas de la mano de Lehman Brothers. En opinión de Eduardo Vicho, co-director de EJD Valores, la quiebra de la entidad “no nos ha pillado de sorpresa porque llevábamos tiempo comentado que algunas entidades atravesaban una situación muy crítica” y que “apelaban a que alguna entidad las adquiriera, como era el caso de Lehman que ya intentó negociar con con bancos coreanos y Barclays”. El experto explica que “hemos visto que no han llegado a buen puerto y ha dejado una deuda de 600.000 millones de dólares que alguien tendrá que afrontar”.
Vicho también recuerda que no sólo Lehman es protagonista del día, “hemos visto que Bank of America se ha quedado con Merrill Lynch lo que da a entender que la situación de Merrill era muy crítica aunque estaba esquivando la lista de los candidatos a quebrar”. “La crisis deja aún más damnificados y no sabemos el agujero real que tienen las entidades” por lo que “nos alejaremos del sector porque no descartamos que haya más victimas”. Otra de las compañías que suena hoy con fuerza en el lado de los problemas es la aseguradora AIG en la que podría entrar el millonario Warren Buffet, el experto recuerda que “hoy conocíamos que la aseguradora necesita 40.000 millones de financiación y la FED busca también una solución porque la hemos visto caer un 40% en la pre-apertura” y es que –matiza el analista- “estos niveles de caídas empiezan a ser normales”. “La mayoría de las entidades financieras han experimentado ya caídas de ese calibre, no sólo Lehman Brothers, sino también Goldman Sachs o Merrill Lynch” por lo que “vamos a extremar la cautela y veremos si llega a buen puerto la entrada de Warren Buffet y qué medidas adopta la Reserva Federal”. Vicho apuesta por tener “mucho cuidado porque medios americanos apuntan a que el Gobierno podría haber cerrado el+ plan de ayudas después del rescate de Fannie Mae y Freddie Mac porque no daría a basto”. En cuanto a un posible recorte de tipos acometido por sorpresa mañana en la reunión que celebra la Reserva Federal, Vicho mantiene que “son muchos los rumores que hemos oído esta mañana con carácter de urgencia, personalmente creo que después de los últimos recortes y de que estén en el 2%, no creo que tuviera una repercusión un recorte de 25 puntos básicos”. Para este experto, “la función de estos recortes ha sido recobrar la confianza del consumidor y recortar la morosidad, lo que ya se ha conseguido en cierta manera” por lo que “las medidas que ha de tomar el gobierno no pasan por recortar tipos en EEUU”. “En el corto plazo podría animar al mercado pero sólo como rebote para seguir cayendo”. La FED ha tomado medidas después del descalabro financiero de hoy para controlar los mercados financieros, pero Vicho mantiene que “las medidas drásticas como las que se toman en este momento llegan a destiempo porque el sistema está trastocado, vemos pánico vendedor en los mercados que aunque podría ser excesivo, no lo podremos determinar hasta que veamos el verdadero alcance de la crisis”. “Vemos poca transparencia en las cuentas resultados, no hay claridad.”, resume el experto que recuerda que “aquellas entidades que tienen problemas de liquidez y no encuentran maneras de conseguirla pueden caer en quiebra”, de hecho “hay más ya contabilizadas más de 100 quiebras de entidades medianas” con lo que “mucho cuidado –matiza el analista- porque lo peor puede que no lo hayamos visto”. Vicho apuesta por mantenerse fuera de la renta variable, “llevo meses recomendando estar fuera del mercado, no porque supiese que iba a pasar esto, pero está claro que las circunstancias que nos han hecho ver mínimos seguían ahí, el petróleo por encima de los 100 dólares, la confianza sin recuperar del todo y el sector financiero con problemas de liquidez a nivel mundial”. “Es una crisis que no se va a resolver en dos días por muchas medidas que se tomen”, manifiesta el analista. Además “hemos visto en EEUU como la SEC restringía el posicionamiento corto para manipular los mercados antes de las elecciones”, por ejemplo por lo que “esperaremos a que el mercado haga un suelo, disminuya la volatilidad y será el momento de entrar”.