El euro dólar sigue en rango, los inventarios de crudo mostrarán un fuerte descenso en destilados lo que podría empujar a los precios del petróleo. Esto no será dramático pero es un factor de riesgo en el corto plazo.
Se espera una jornada muy tranquila después de escuchar ayer a los miembros de la FED, que se centraron muy poco en los riesgos y enfatizó los logros conseguidos. El riesgo es limitado y parece como si la FED hubiera conseguido los dos objetivos que tiene: controlar el empleo y la estabilidad de los precios en niveles bajos. Los mercados tendrán un día importante por los datos económicos como la actividad manufacturera y pendientes del G7 y, aunque se mantendrá la suave subida de los últimos días serán sostenidas. El euro dólar sigue en rango, los inventarios de crudo mostrarán un fuerte descenso en destilados lo que podría empujar a los precios del petróleo. Esto no será dramático pero es un factor de riesgo en el corto plazo. El escenario es de relativa calma, mercados muy soportados y muy pendientes de referencias de productividad y el G7, de gran relevancia para los mercados.