Tubacex se convirtió ayer en una de las acciones más alcistas del Mercado Continuo disparándose más de un 6%, justo un día antes de comunicar la definitiva entrada de un inversor japonés para crear una joint venture en Tailandia. 

Ayer Tubacex cerraba marcando máximos anuales por encima de los 3 euros al registrar una subida superior al 6%. Este fuerte movimiento al alza era llamativo, pues no había comunicación alguna que lo potenciara, sin embargo, hoy la sociedad ha enviado a la CNMV un hecho relevante en el que detalla que el inversor japonés Awaji Materia ha adquirido un 60% de Tubacex Awaji (joint venture conjunta). Para no levantar ampollas, desde la compañía insisten en que esta operación ya estaba anunciada desde septiembre. De hecho, en mayo ya se firmó un acuerdo de intenciones entre ambas partes para crear esta joint venture.

La operación se ha materializado tras una ampliación de capital de 3,3 millones de dólares suscrita por el Grupo Tubacex a través de su compañía italiana IBF, lo que representa el 60% de participación en la nueva sociedad. Awaji Materia, en contraprestación del 40% restante, aportará los activos relativos a la referida fábrica de componentes especiales en acero inoxidable. Se prevé que la nueva sociedad Tubacex Awaji facture 20-25 millones de euros en tres años.

Así pues, Tubacex, un día antes de que se comunicara el cierre de la operación asiática, cerró en máximos del año, superando los 3 euros, nivel que no tocaba desde mayo de 2015. De hecho, la fuerza con la que subió ayer llevó al RSI a marcar niveles de sobrecompra, que hoy está descargando antes de atacar la siguiente y última resistencia antes de alcanzar los máximos de 2015. Una vez que Tubacex supere los 3,15 euros, tendrá vía libre a los 3,20 euros y, así, concluirá su vuelta en V.
 
Recordemos que en mayo de 2015 Tubacex aceleró su calvario bajista desde los 3,20 euros que le llevó a perder un 56,56%. Desde el suelo que marcó en 1,39 euros a comienzos de 2016 el valor ya ha recuperado un 116%.