“Telefónica cumple con expectativas pero el beneficio neto flojea en el tercer trimestre”, destaca Ramón Forcada, de Bankinter. 

“La contracción del beneficio en el tercer trimestre es prácticamente del 2%. La parte alta de la cuenta ha sido positiva, sobre todo en España, donde general el 35% de los ingresos y ha experimentado la primera subida desde el tercer trimestre de 2008. La filial en Alemania no va mal en la parte de ingresos, pero le sigue pesando mucho Brasil por la depreciación de la divisa, lo que le hace muchísimo daño. Los márgenes siguen estrechándose un poco, pero esperábamos unas cifras un pelín mejores”.

“Es muy difícil no tener en cartera Telefónica. De hecho, nosotros habíamos aumentado el peso hace 48 horas por las expectativas de mejora de ingresos en España y de beneficio. Ahora la tendría, aunque un poquito infraponderada”.

Indra no termina de resolver sus problemas. El problema es que van descubriendo cómo se encontraba la compañía antes de la salida del antiguo presidente. El flujo de caja se ha vuelto negativo, la deuda aumenta un 15% y los pedidos caen un 1,7%. Teníamos la impresión de que Indra estaba resolviendo los problemas más rápidamente, pero estas cifras son malas y, aunque siguen haciendo un esfuerzo por limpiar la compañía, pero no hemos llegado al punto de inflexión. Tenemos un precio objetivo de 9,50, pero probablemente lo bajemos”.

IAGy Ryanair son dos compañías que están en un negocio en el que el largo plazo es difícil ganar dinero. Ahora lo tienen todo a favor, Iberia ha acabado su reestructuración, el coste del combustible ha bajado y aumentan los viajes. Ryanair sigue siendo el líder en el mercado español porque sus precios son muy competitivos”.

Declaraciones a Radio Intereconomía