Telefónica en sus movimientos corporativos tanto nacionales como internacionales está actuando con mucha prudencia y discreción. Y no hay que olvidar que se trata del valor defensivo por excelencia, de ahí su buena evolución en el secundario.
La operación de Europistas ya se rumoreaba ayer, tras haber vaciado Cintra a la compañía de concesiones de autopistas de todas las concesiones que le interesaban y ahora se desprende de ella al carecer de relevancia para su estrategia. Además, la valoración de mercado era bastante justa, sin presentar la oferta una prima sustancial.