Tras el visto bueno de EY con la confort letter sin salvedades, la valoración que hacen las entidades de AENA no hace más que subir. Las últimas previsiones apuntan a que el valor máximo que podría tener la compañía sube hasta los 8.225 millones, lo que permitiría al Estado obtener unos ingresos de hasta 4.030 millones. Eso sí, podría dejar fuera a Ferrovial

Esta misma semana algunos bancos ya habían advertido que el valor de AENA subiría debido a las cuentas que publicó ésta la semana pasada. Y ahora, tras el envío de la confort letter por parte de EY, es un hecho. Los bancos que van a colocar el grupo en bolsa han elevado hasta 8.225 millones en valor máximo que podría tener el gestor aeroportuario. Así es como lo han confirmado distintas fuentes citadas por Expansión que están “en una discusión de elevar la valoración máxima en 200 millones exactos”.

La banda de precios que se manejó previamente era de 6.225 y 8.025 millones - entre 41.5 y 53.5 euros por acción – con lo que el Estado esperaba ingresar entre 3.050 y 3932 millones de euros. Con esta nueva operación, la cantidad a ingresar ascendería hasta los 4030 millones. Ahora falta saber qué precio se fijará en la OPV cuando se palpe el interés de los inversores. 

Por el momento, las cifras son buenas, la valoración es positiva pero ¿están de acuerdo los accionistas? Al parecer, tal y como explica el medio económico, hay mucho interés en esta operación por parte de los inversores institucionales, que ven una oportunidad en una compañía con “buenas perspectivas de generación de caja y de reparto de dividendos”. Porque la rentabilidad esperada de dividendos es del 5%. Un exceso de demanda que podría resentirse si el precio de colocación no se sitúa en la parte baja del rango. No hay que olvidar que la referencia para muchos inversores son los 48.66 euros que ha ofrecido Ferrovial para comprar el 6.5% del capital. Ese precio valora el 100% de la empresa en 7.300 millones de euros, lejos del máximo de 8.225 millones que manejan ahora los bancos colocadores. Si el precio de la operación está por encima, Ferrovial quedaría fuera del accionariado y el consejo, lo que sería una pérdida para la gestión de la compañía.