Si se reduce la triple A en Francia, el FEEF reducirá en un 20% su márgen de maniobra y hay más riesgo de que bajen a otras economías, lo que añadiría más incertidumbre a corto plazo.

Siempre es importante ver lo que dicen los políticos y “el mercado está reaccionando con subidas a las palabras de Mariano Rajoy, entre otras cosas porque lo que detectan es que el gobierno es consciente de los problemas, ha hecho un buen rastreo de los mismos y ahora falta concretar las medidas”, reconoce José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España.

Este experto asegura que es obvio “que a corto plazo es Europa la que inquieta, seguimos pendientes de factores determinantes pero hay que separar la situación de España e Italia”.

El mercado lo que quiere – prosigue Campuzano- es que se reconozca el problema “y una vez hecho se pongan sobre la mesa las medidas para atajarlos”. Este experto admite que los problemas de la economía española “son estructurales y no se solucionarán en cuatro días. El mercado es consciente de ello pero se han generado expectativas de que se pondrán soluciones a los mismos”.

En la última cumbre se concretaron las medidas “y ahora hace falta que se pongan sobre la mesa para lograr la estabilidad financiera que, en definitiva, es el objetivo más urgente”.

Respecto a la situación en Japón – tras la muerte de Kim Jong-il- este experto reconoce que “realmente se genera la posibilidad de que puedan surgir tensiones. Esta mañana hemos escuchado al gobierno coreano decir que están alerta y eso es un factor que siempre genera temor”. Vamos a ver cómo se desencadena las cosas, si se producen cambios, “pero lo que me impacta a mí es que no haya una tensión como en estos momentos está fraguando en Oriente Medio. Los imponderables han sido claves en el este 2011 y esperemos que en 2012 queden como riesgos que se podrían dejar de lado”.

Hablando de temores, las agencias de calificación crediticia. “El viernes preguntaban si el mercado había descontado el downgrade de España o Francia y lo cierto es que hay mucha incertidumbre”. Campuzano explica que “si alguien recorta la triple A el margen de maniobra del Fondo de Estabilidad Financiera se reduciría en un 20%, además del riesgo de que haya más países por lo que es un factor de incertidumbre a corto plazo”. La liquidez es tan baja que lamentablemente subir o bajar un 1.5% no haya tanta diferencia pero” tengo la sensación que ahora es casi a cara o cruz por lo que hay que ser muy prudente”.

En la evolución del Euro-dólar , Campuzano admite que “es un mercado mucho más profundo pero está muy debilitado entre 1.2860-1.3115 y tengo la sensación de que podemos intentar romper más la parte de abajo que la de arriba”, concluye.