Ofelia Marín Lozano, consejera delegada de 1962 Capital SICAV, analiza la situación de las bolsas en la apertura semanal. La analista considera que no existe ningún peligro para las inversiones en Brasil. 

“La semana pasada asistimos a un típico episodio de desfase entre las bolsas americana y europea. No se logró recuperar todo el viernes. Cabe recordar que hasta noviembre no se van a conocer los resultados de los test de estrés. No podemos esperar que el sector funcione con normalidad sin que los bancos sepan que pueden prestar.

Por lo demás, tenemos señales contrapuestas en Europa. Hoy en Alemania los pedidos industriales bajaban en agosto, pero es que habían subido mucho en julio… y que apuntan a en Europa las cosas van despacio”.

¿Hay peligro en Brasil? “La posición en Brasil están consolidadas. Se sigue manteniendo la expectativa general con un Gobierno continuista. Hay que seguir con valores como Telefónica o Santander.

“No pensamos que ahora mismo sea momento de preocuparse por un valor concreto. Si la situación financiera se normaliza en Europa, a las bolsas aún les queda mucho recorrido. Considerando que pensamos que los resultados de los test de estrés van a ser bastante positivos. Tener, además, los tipos de interés tan bajos es positivo para las bolsas. No parece que la tendencia, por ahora, se vaya a dar la vuelta”.

¿Recomendaría algún valor? ¿Acciona, por ejemplo? “Acciona se ha hecho con un socio internacional relevante y centrándose en el área de renovables, siendo un sector que nos gusta. Tiene una orientación estratégica positiva.
A lo que más se está favoreciendo en estos momentos es a compañías medianas y exportadoras, las más penalizadas son las destinadas al consumo interno europeo. Las telecomunicaciones no serán especialmente favorecidas por la depreciación del euro, a las eléctricas sí les afecta también la depreciación de precios. Los bancos son los que más tienen que recuperar”.


*Declaraciones a Radio Intereconomía