Números verdes en la apertura de Wall Street con la mirada puesta en el ámbito financiero y las palabras del Secretario del Tesoro Timothy Geithner sobre la mesa. Tal y como explica Juan Carlos Castillo Montero, director de análisis de Capital Bolsa, “Geithner acaba de decir en el comité del Senado que parece que el sistema financiero se está sanado, y que las medidas de rescate hacen efecto”. “La prueba está en que Bank of America ha conseguido suscribir su ampliación de capital antes de lo previsto según los requerimientos de los stress test” y parece que es una buena noticia que “reflejan instituciones e inversores”.
Así las cosas parece que lo peor de la crisis financiera habría pasado, un aspecto en el que el experto se muestra “de acuerdo” y “es posible que lo peor del sector financiero haya pasado” aunque el analista pondría algún “pero” a los test de estrés porque “se variaron las condicionantes para que los requerimientos no fueran excesivos, se hizo un poco de trampa pero aún así las ampliaciones de capital requeridas si la economía empeorara, son asumibles”. 

En relación a la crisis económica en todas sus vertientes, Castillo Montero apunta que “no hay que plantearse si lo peor queda por venir porque parece que no”, “los decrecimientos que hemos visto en el último trimestre de 2008 y en el primero de 2009 no se repetirán o es difícil que lo hagan, es más probable que veamos un crecimiento cero o plano durante mucho tiempo”. “Esto es peor, hubiera sido preferible que hubiéramos empeorado de manera más brusca y que viviéramos una recuperación más brusca”, “salir del suelo con mayor fortaleza” pero “no será así, será una recuperación en “L” y para los mercados financieros es pernicioso”.

Aunque los datos macroeconómicos parecen que dan visos de recuperación, el mercado inmobiliario no lo hace en ningún caso. Para el experto “las previsiones apuntan a que veremos una reducción de precios del 15% o del 20%” y es que “el problema del sector a nivel mundial y concretamente en EEUU es que existen muchos inventarios”. “Cerca de 50 millones de viviendas tienen unas hipotecas que gravan esas viviendas mayores que el precio real de las casas” y “lo que podría pasar es que gran parte de esos propietarios no paguen y los bancos se queden con los activos”. En ese momento “habrán de venderlos “ y cuidado porque hay expertos que hablan de “200 millones de viviendas”. Así las cosas, “hasta que no se drenen todos esos inventarios es difícil que comiencen a recuperarse los precios”.

Con la vista puesta aún en General Motors, el analista pone sobre la mesa que “cada vez hay mayor consenso por una quiebra ordenada”. “Algo que con los datos de la compañía y su estructura de costes o su cartera de productos se veía hace un año”. “La quiebra era la única solución y todas las medidas de inyección o rescate no tendrían efecto, como así parece que ha sido”. Ahora “hay un consenso entre la compañía y las autoridades para esa quiebra sea ordenada, vender los negocios de la mejor forma posible, dividir la compañía en sus activos más valiosos para que sigan cotizando y en la otra parte que entre el Gobierno”. En definitiva hay que “sanearla y venderla de nuevo a manos privadas” algo que podría ocurrir también “con Chrysler”, matiza.

En cuanto a las presentaciones de resultados, Castillo Montero aplaude las de “las minoristas”,”hoy por ejemplo Target ha hecho públicas sus cuentas y parece que respetan las previsiones de bneficio para el resto del año”, “algo que no sucedía en trimestres anteriores”. “Las empresas se ponían en el peor terreno y parece que eso cambia, se ve un escenario más positivo y se reafirman al menos en sus expectativas para todo el año y eso es positivo para el mercado y para la economía”.

A la hora de las recomendaciones el experto advierte de que “hay que plantearse si es momento de comprar”. Es cierto que “los rebotes podrían continuar, hablábamos que duran entre 6 meses y un año y suelen alcanzar un 40% de revalorización”, “es lo que ha sucedido históricamente en las correcciones estructurales”. “Estamos cerca de esa revalorización pero de modo más rápido del previsto lo que provoca una extremada sobrecompra en el mercado” y “auque siga entrando dinero, aunque los gestores entran porque han de sobrependerar renta variable en sus carteras” es mejor “esperara que se relaje y baje esa sobrecompra”. Ahí “podríamos fijarnos en Jhonson & Jhonson o Procter & Gamble” así como “en el sector de transporte ferroviario que acapara la entrada de dinero institucional y podría ser una buena apuesta”.