Víctor Alvargonzález, consejero delegado de Profim EAFI, aconseja a los inversores “hacer liquidez para comprar más barato cuando llegue el momento, que no es ahora”.

Los conservadores “pueden invertir en activos conservadores, como los bonos corporativos de empresas con altas calidades crediticias, véase Endesa, Iberdrola o Telefónica, o incluso deuda senior de grandes bancos”.

Justifica que “la ventaja de invertir en bonos es que la rentabilidad es directa. Ahora asegurar más de 4% está muy bien a vencimiento. Si bien, esto tiene un efecto fiscal y en un fondo de inversión se acumulan los rendimientos. Con el fondo se podrán tener a vencimiento la misma rentabilidad, pero sufriremos los vaivenes del mercado mientras, no podremos venderlo en el mercado directamente como el bono”.



Declaraciones a Radio Intereconomía