Las eléctricas están demasiado bien valoradas a estos precios aunque puede haber especulaciones que mantengan las alzas. A corto plazo, recomendaría infraponderar el sector sin descontar por ello la posibilidad de que se den movimientos corporativos. No arriesgaría mucho capital en este sector.
Lógica recogida de beneficios tras un espectacular mes de agosto en que hemos estado tocando máximos históricos. Ahora estamos en la cuerda floja, intentando no perder los 12.000 puntos, aunque es probable que en los próximos meses perdamos ese nivel con correcciones mayores, aunque se mantendrá la tendencia alcista a largo que permitirá al Ibex retornar a los niveles de agosto en unos meses.