Jornada de rebotes importantes en la renta variable nacional. El Ibex35 recupera algo más del 2.35% y marca en los 9660 puntos su último precio. Subida que llegó al calor de un mercado de deuda que dejó la prima de riesgo en los 242 puntos básicos.


De nuevo, en cada lado del Atlántico, una justificación. La apertura en positivo de Wall Street ha dejado la sensación de que, tanto el nombramiento de Janet Yellen como próxima presidenta de la FED como el, cada vez más cercano, acuerdo entre demócratas y republicanos han servido de revulsivo a los indicadores. Aquí en Europa, dicen los expertos que el hecho de la que la tendencia siga siendo positiva “hace que la inversión en renta variable siga siendo buena. El volumen acompaña, la pendiente es positiva en las medias móviles y más importante, los ratios de valoración que tiene respecto a la renta variable americana son más atractivos”, confirma Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión. (Ver: Video Premium)

Entre los valores que más subieron en la jornada, Indra consiguió elevar en más del 6% su cotización, hasta los 11.68 euros. Subida que se vio reforzada por la que experimentaron los títulos de Técnicas Reunidas o Caixabank, con revalorizaciones de más del 3% en la sesión.

Y a pocos pasos, el resto de la banca. Bankinter sumó un 4.01% y marcó en los 4.5960 euros su último precio. Santander consiguió firmar la sesión sobre los 6.5650 euros, tras conseguir una subida de más del 3.4% en tanto que las acciones de BBVA cotizaron su último precio en los 8.8400 euros.

Lo mismo con los pesos pesados nacionales. Telefónica confirmó una subida del 2.5% que le llevó hasta los 12.4150 euros. Las acciones de Iberdrola cerraron en los 4.4480 euros en tanto que Repsol marcó en los 18.59 euros su último precio.

Los negativos de la jornada fueron para tres compañías. Viscofan cedió un 1.4% y cerró en los 41.36 euros. Grifols cerró en los 29.0950 euros en tanto que las acciones de Mediaset marcó en los 8.9640 euros su último precio.