De nuevo el binomio Sacyr-Repsol salta a los titulares. Esta vez Sacyr estaría pensando en vender entre el 3-4% que tiene en la petrolera  con el objetivo de alargar el crédito de 2400 millones con el que adquirió su participación. 

En bolsa, lo cierto es que el movimiento accionarial justificaría el comportamiento pero lo cierto es que, el hecho de que Sacyr vaya a vender entre el 3% y el 4% que tiene en Repsol tampoco ha tenido un reflejo extremo en bolsa. De hecho, Sacyr  eleva en algo más del 0.3% su precio - hasta los 4.8200 euros - en tanto que las acciones de Repsol ceden algo más del 0.2%, hasta los 19.83 euros.   Hoy los titulares apuntan a que la constructora podría llevar a cabo esta estretegia para alargar el préstamo sindicado con el que en 2006 compró el 20% de Repsol, por 26.71 euros por acción. Un crédito que  fue reducido a la mitad cuando Sacyr vendió un 10% de la compañía energética a la propia Repsol.

El Confidencial además informa de que el pasado jueves Sacyr celebró una reunión del consejo de administración en la que se analizó la convocatoria de la próxima junta, el final de la huelga en Panamá y los primeros pasos de la refinanciación de Repsol.

Según fuentes financieras, tanto JP Morgan como Morgan Stanley han mantenido reuniones con la cúpula de Sacyr para analizar posibles alternativas, tanto para su participación en Repsol como la futura ampliación de capital y colocación de Testa. Fuentes oficiales de la constructora han indicado que todavía no se ha tomado decisión alguna respecto a ninguna de las dos operaciones y que tan sólo se están estudiando todas las posibilidades.