Sacyr está cotizando en la parte baja del Ibex 35 las cuentas presentadas ayer al cierre de sesión. Pese a haber salido de pérdidas en 2013, los inversores no le perdonan

Ayer al cierre Sacyr comunicó que en 2014 por fin volvió a registrar ganancias. En concreto, cerró el ejercicio pasado con un beneficio neto de 33 millones de euros, frente a las pérdidas de 499 millones del año anterior. Además, logró reducir su deuda neta un 8%, desde los 6.450 millones de 2013 a los 5.919 millones de 2014, mejorando su ratio de apalancamiento a 15,5 veces (vs. 21,9x del año anterior).

Pese a esta mejora considerable de beneficio y la limpieza de su balance, Sacyr está siendo penalizado en bolsa con una caída superior al 3%. El valor camina peligrosamente sobre la delgada línea de los 4 euros por título. Este nivel supone un soporte clave, tanto desde el punto de vista psicológico, como técnico, pues por él pasa la media móvil de 200 sesiones. No obstante, esta caída le sirve para descartar la abundante sobrecompra que acumulaba en las últimas semanas. (Ver: Indicadores técnicos de Sacyr)

Si Sacyr cierra la sesión por debajo de los 4 euros, perforará la directriz alcista que ha venido desarrollando desde comienzos de año y podría caer hasta los 3,50 euros. En cambio, si logra mantener el tipo por encima de los 4 euros, podría atacar posteirormente los 4,18 euros (máximos anuales) y los 4,40 euros, zona de techo del valor en septiembre.

Si desea ver todos los análisis y recomendaciones de Sacyr, consulte su ficha


sacyr analisis tecnico