Los expertos de Citi aseguran que el tirón de la rentabilidad del bono estadounidense tras la publicación del dato de creación de empleo de enero no va a durar. Esgrimen cinco razones.
Aseguran en la firma que la subida se produjo por las buenas cifras de nuevos empleos y, sobre todo, por el aumento del dato de salario por hora trabajada. Muchos inversores descontaron que tras estos números la primera subida de los tipos de interés de la FED en más de seis años está cada vez más cerca.

Sin embargo, los expertos de la entidad creen que no será así, entre otras cosas porque:

1- “Aunque no se trata de una ciencia las posiciones especulativas en los futuros se mantienen netamente cortas”, afirman estos analistas. Se preguntan que por qué los inversores institucionales no están poniendo su dinero donde en teoría estarían las ganancias.

2- No todo depende del dato de empleo: “Dejando los puestos de trabajo creados a un lado, la cruda realidad es que la economía estadounidense no está fortaleciendo a nivel general”. En concreto aseguran que algunos de sus indicadores macroeconómicos, como la inflación, se están desinflando.

3- Niveles técnicos. “Después de haber recuperado prácticamente toda la caída de principios de enero, probablemente nos podríamos encontrar que los antiguos soportes del canal de tendencia se conviertan en una resistencia”. Por otro lado, aconsejan mantener la vista puesta sobre la media móvil de 50 sesiones que, en su opinión, ha dominado el comportamiento reciente de los precios.


Bono estadounidense a 10 años


4- Aseguran que después de la tormenta viene la calma. Y afirman que el año pasado la relación entre el comportamiento del bono y la publicación de los datos de empleo fue muy débil.

5- Rentabilidad aún atractiva: Explican en la firma que en la actualidad los bonos estadounidenses siguen siendo relativamente atractivos frente a otros activos.

Si quiere recibir alertas cuando el treasury americano cambie de ciclo bursátil, pinche aquí.