En BME, quien haya comprado para el muy corto plazo se ha equivocado con ese título. Tiene proyectos importantes como para que englobe dentro del puzzle de la integración de los mercados, eso le da valor pero en el corto plazo es mucho riesgo. Además no hay mucho papel, hay un compromiso de no vender.
Los mercados están cayendo por la incertidumbre que crea todo el tema geopolítico, los resultados empresariales, así como la evolución del crudo y de estrategias globales.