Esta semana se esperan importantes datos económicos, entre los que nos preocupa el viernes el fuerte crecimiento en salarios que se publica junto con los datos de empleo y que puede herir al mercado. Antes del viernes presenciaremos una clara consolidación ante la que debemos mantenernos neutrales buscando los grandes valores. Hasta la segunda quincena de este mes, la corrección puede llevar a nuestro índice hasta los 12.600 puntos.
A corto plazo veremos una clara consolidación. Los principales mercados se hallan en máximos y cuesta plantearse una nueva escalada, y más aún cuando los tipos y la deuda están corrigiendo ligeramente. Además, la caída en el precio de las materias primas, tanto metales como crudo, genera incertidumbre, y a ello se suma la situación de Corea del Norte.