La compañía audiovisual italiana quiere aprovechar la calma de los mercados periféricos para buscar financiación a medio plazo. 

La emisión se realizará en Italia, eso sí, donde la prima de riesgo continúa aumentando su diferencial respecto a la española hasta los 231 puntos básicos, cuando el riesgo país nacional se coloca en los 239 puntos básicos. 

Así, Mediaset emitirá bonos con vencimiento en enero de 2019 por un monto mínimo de 300 millones de euros y una rentabilidad estimada en una horquilla de entre 5,5% y 5,75%. 

Para llevar a cabo la operación, Mediaset ha recurrido a los servicios de Banca IMI, BNP Paribas, Mediobanca y Unicredit.

A esta hora, los títulos de Mediaset dentro del Ibex 35 son los más alcistas con un avance del 1,54% hasta los 9,17 euros por acción.