Wall Street abre con tímidos rebotes de la mano de las palabras del consejero delegado de Bank of America. En opinión de José Ramón Sánchez Galán, analista financiero “nos encontramos en una situación de extrema volatilidad que conlleva mucha incertidumbre”. Es cierto, aclara que “el índice de confianza del consumidor de Michigan ha salido un poco por encima de lo que se preveía –ha sido de 56,6 puntos-, sin embargo aún hay mucho que diluir al respecto”. En primer lugar “a tenor de los datos de la semana que viene, los índices importantes de precios puedan seguir llevando a la economía americana hacia una previsible deflación. En relación a estos datos, “el martes sabremos el dato de producción, el miércoles conoceremos el índice de precios de consumo, donde se espera cierta ralentización de los precios y el viernes 27 el PCE que es importante para fijarse si hay una desaceleración de los precios”.
Todo esto dentro de un contexto en el que advierte de que “los precios continúan estando débiles, el IPC no se mueve y además, las noticias que siguen llegando a la economía real son previsiones de beneficios complicadas”. Por lo que, añade el experto que “es lógico pensar que las últimas subidas de la bolsa se han debido a que los valores estaban muy sobrevendidos”. Sánchez Galán no ve una recuperación real hasta que “no se revaloricen los índices de media un 20% por encima de los que son los niveles actuales”, es decir “un Dow Jones por encima de los 8.500 puntos y un S&P que supere los 880 puntos o un Nasdaq por encima de los 1.600 puntos”.

No obstante, en relación a los rebotes de los últimos días, el experto opina que “este tipo de oportunidades en el mercado se producen para conseguir beneficios a muy corto plazo o para aquellos inversores que tengan previsto deshacer posiciones, sería el momento de vender".  Y es que advierte de que “en estos momentos de volatilidad alta es un momento muy bueno para aprovechar y especular"  Sin duda, cree que “la precaución hay que tenerla presente porque en términos chartistas si nos fijamos en los gráficos existe un canal bajista y esto hace pensar que las subidas o bajadas son puntuales”. Por lo tanto, considera que “aún es pronto para pronosticar unas alzas del mercado lo suficientemente consistentes como para que el sesgo cambie de pesimista a positivo".

Lo que si ha cambiado de negativo a positivo son los resultados de las entidades financieras. Si días atrás era el consejero delegado de Citigroup, hoy era el de Bank of America quien preconizaba buenos resultados para la entidad. José Ramón Sánchez Galán recomienda que “de momento hay que dejar ver si el mercado empuja lo suficiente al alza el valor como para plantearse una entrada porque hasta que Bank of America no supere los 6 dólares a corto plazo no podremos plantearnos una entrada especulativa”. En cuanto a Citigroup, apunta a que “si se consigue mantener por encima de los 1,6 dólares podría ser una apuesta buena para un inversor que decida entrar y aguante el valor”. Pero vuelve a recomendar mucho cuidado, ya que advierte de que “valores que ahora puedan ser interesantes a medio plazo, con  las subidas y bajadas que envuelven al mercado nos impiden ver la consistencia de la rentabilidad de esas compañías". 

José Ramón Sánchez Galán también fija su atención en “General Motors que sería bueno que se mantuviese por encima de los 3 dólares, pero hasta los 10 dólares no se podría decir que sube consistentemente”. También General Electric de la que advierte que “necesita recuperar los 13 dólares para poder entrar con cierta solvencia en el valor”, y Microsoft que “veremos lo que hace en el entorno de los 18 dólares a corto plazo, pero hasta que supere los 25 dólares no nos podemos fiar”.