El Ibex 35 tiene una tendencia “previsible” después de ver el cierre de las plazas americanas y del mercado asiático, donde el Nikkei se ha dejado un 2.6%, explica Juan Lirola, analista de Selfbank.

Hoy tenemos subastas de deuda en nuestro país en la que el Tesoro prevé captar hasta 4.000 millones de euros. “Es uno de los puntos clave de la sesión en el que esperamos que se produzca una reducción de las tires en ambos plazos, debido al descenso de la prima de riesgo en las últimas semanas por lo que esperamos que la subasta tenga un desenlace positivo, lo que podría frenar ligeramente los descensos que hemos visto en los mercados de renta variable a primera hora”. En declaraciones a radio Intereconomía, este experto reconoce que además, tendremos que ver el desenlace de los resultados empresariales en Estados Unidos pero sobre todo las actas de la FED de mañana. “No esperamos ningún cambio determinante pero la actitud del mercado será de cierta cautela ante la incertidumbre que hay sobre los siguientes pasos de la FED”.

Estamos en una situación de desconcierto porque salen miembros de la FED dando algunas pistas pero sin nada claro. Pensamos que no se producirá ningún tipo de mensaje y, en caso de hacerlo, “lo lógico sería que fuera un mensaje de reducción de estímulos monetarios de forma muy lenta pero no creemos que vaya a haber ningún cambio”.

Si vemos la resolución del BCE con el programa de compra de deuda, no inyectan dinero en el mercado y ahora no tienen el famoso Tappering, retirada de liquidez. “Creo que hay que ver la situación de fondo y esto plantea que la economía americana está creciendo a tasas del 2% y al final es el mensaje con el que nos deberíamos quedar”.

Respecto a las perspectivas de la banca española para finales de este año, hemos visto que ha recuperado bastante en las últimas jornadas sobre todo beneficiadas por la finalización de las provisiones en la mayoría de entidades. “Ayer vimos un varapalo importante al calor de la publicación de las tasas de morosidad en niveles récord y es un sector que, aunque ha venido recuperándose, todavía podría seguir incrementando su tasa de morosidad por lo que nos mantendríamos al margen del sector y en caso de optar por alguno de los valores, sería por BBVA”, concluye.