Dan Tubbs, codirector del BGF Emerging Markets Fund de BlackRock, considera que los inversores deben ir más allá del atractivo conocido de mercados emergentes como Brasil, Rusia, India y China (BRIC) y explotar las ventajas de mercados emergentes menos conocidos, como Arabia Saudí, Qatar y Corea del Sur. Muchos de ellos disfrutan de las mismas o mejores características de crecimiento que los BRIC, pero con valoraciones más atractivas.
Las ventajas a largo plazo de los mercados emergentes son innegables. El crecimiento económico sobrepasa al de las economías desarrolladas; el 7% de crecimiento anual medio del PIB de Perú desde 2005 o el 5,5% de Indonesia se comparan con el 1,1% de EE.UU., el 0,8% del Reino Unido y sólo el 0,05% de Japón durante el mismo periodo. Los mercados bursátiles emergentes también se han comportado mejor. En el mismo periodo de cinco años, la rentabilidad de Egipto fue del 230% y la de Corea del 110%, mientras que EE.UU., Reino Unido y Japón generaron rentabilidades situadas entre el 8% y el 11%.

Por fin se reconoce la importancia de los mercados emergentes en la economía mundial. El 86% de la población mundial vive en países emergentes. El número de personas en edad de trabajar crecerá rápidamente durante los próximos 30 años y contribuirá a impulsar un consumo interno más sólido. En cambio, se prevé que la población en edad de trabajar del mundo desarrollado disminuya, ejerciendo aún más presión sobre unos presupuestos públicos y unos sistemas de pensiones ya ajustados.

Aunque los mercados emergentes representan el 35% del producto interior bruto (PIB) mundial, su participación en la capitalización bursátil global, del 13%, es desproporcionadamente baja.

Dan Tubbs, co-gestor del BGF Emerging Markets Fund de BlackRock, comenta que "aunque los mercados BRIC son importantes, existen otros 18 mercados emergentes y 25 mercados frontera que, hasta la fecha, han recibido menos atención de los inversores. Muchos de estos países presentan características de crecimiento iguales, si no mejores, que las economías BRIC. Dos motores estructurales clave que observamos en los mercados emergentes son el cambio favorable de las tendencias demográficas y el rápido crecimiento del consumo interno, subrayado por el aumento de las ventas de vehículos de motor, que han subido un 35% respecto a su nivel de principios del 2008. En el mundo desarrollado, las ventas de automóviles aún están muy por debajo de sus niveles del 2008".

El gestor destaca los siguienes mercados emergentes, señalando que el BGF Emerging Markets Fund de BlackRock no tiene restricciones geográficas,  permitiendo así identificar e invertir en países y compañías que ofrecen a los inversores exposición a un crecimiento sólido, tanto en las economías BRIC como en otras:

Arabia Saudí es una oportunidad desconocida para los inversores
. Se beneficia de una población joven y rápidamente creciente que impulsa el consumo interno así como un enorme programa gubernamental de inversión en infraestructuras. Sin embargo, los inversores extranjeros aún representan tan sólo la mitad de la rotación del mercado bursátil saudí.

Corea del Sur tiene una potente economía interna
que creció un 7,8% interanual en los tres primeros meses del año. Las sólidas exportaciones favorecen a sus compañías de primer nivel, como Hyundai Motors y Samsung Electronics, que están aumentando su cuota de mercado mundial.

Qatar es una de las economías de más rápido crecimiento del mundo
, con un PIB anual superior al de China, y es uno de los principales productores de gas natural licuado. Su población no llega al millón de habitantes pero posee el 14% de las reservas de gas del mundo.