Iberia, a pesar de la desconvocatoria de la huelga, continúa cayendo y HSBC ha reducido su recomendación para el valor. Por otro lado, Endesa cae menos a pesar de las declaraciones de la CNE que anticipan que es posible que la OPA pueda seguir. Para concluir, es muy destacable en una jornada roja que Uralita esté subiendo más del 6%, todo ello gracias a los rumores sobre una posible operación corporativa con FCC.
Tenemos una coctelera en que se mezclan el precio del crudo como primer punto de incertidumbre, las múltiples tensiones geopolíticas (India, Irán, Corea, Israel...) y, cerrando el triángulo, unos resultados empresariales que aparecen mucho más dubitativamente de lo esperado.