El viernes viene bastante tranquilo con la atención girada hacia los datos macro y decisiones de de los bancos centrales. En EEUU “con datos malos, la bolsa sube y eso se debe a que si los datos son peores la probabilidad de retirada de estímulos es menor, lo que está provocando caída del dólar e incluso subidas en Japón”, reconoce Jesús Sánchez Quiñones, de Renta 4.

En Europa, pasamos la atención al BCE “a ver si en las próxima reunión se toman decisiones para facilitar el crédito a las pymes, lo que supondría una relajación de la política monetaria y un cambio para Alemania. Los resultados pasan a un segundo plano”, explica este experto en Radio Intereconomia.