Con el primer mes del año ya cerrado, observamos que el valor que peor lo hizo en enero fue el más pesado del selectivo, Santander. Junto a él, Caixabank también sufrió una de las mayores penalizaciones. En cambio, Abengoa e IAG volaron alto.

Los más bajistas de enero…

BANCO SANTANDER
Es preocupante que el valor que más pesa en el Ibex 35 haya comenzado el año siendo el más bajista. El Santander se ha dejado en enero un 14,81%, cerrando el mes por debajo de los 6 euros. La razón que ha justificado su penalización ha sido la ampliación de capital que anunció a principios de mes y que dejó un amplio hueco entre los 6,40 y 5,10 euros que aún no ha sido cerrado. Es clave que el valor cierre este gap para volver a confiar en él. Además, Santander está desarrollando una directriz bajista de corto plazo desde finales de diciembre y que le presiona por debajo de los 6 euros.

Para confiar en que recupere la tendencia alcista de largo plazo, debería subir por encima de los 7 euros, por donde pasa su media móvil de 200 periodos

Conozca las recomendaciones y análisis sobre esta acción consultando su ficha

santander


CAIXABANK
El segundo peor valor del Ibex 35 de enero fue Caixabank, que perdió un 11,40% en enero. La entidad, además, cerró la semana pasada perforando la parte baja del canal lateral en el que se había estado moviendo desde principios de enero después de que sus cuentas anuales no gustaran al mercado. Caixabank perdió el importante soporte de los 4 euros y, mientras se mantenga por debajo de él, podría seguir cayendo hasta los 3,60 euros, zona de techo de 2014.

Por arriba, si Caixabank recupera el soporte perdido de los 4 euros, su único objetivo será volver a cotizar dentro del canal lateral con resistencia máxima en 4,90 euros. Además, en el medio, en los 4,40 euros, tendrá que superar una resistencia intermedia importante.

Conozca las recomendaciones y análisis sobre esta acción consultando su ficha

caixabank


Los más alcistas de enero…


ABENGOA B
Abengoa B se proclamó el valor más alcista del Ibex 35 de enero por goleada, pues la compañía andaluza se disparó un 42,47% al calor del giro de su negocio, para centrarse en las regiones más prolíferas –norte y sur de América- a través de una Joint venture con el grupo EIG, además de por el plan para reducir el desapalancamiento de la compañía.

Con estas razones los inversores la auparon fuertemente e, incluso la hicieron superar la directriz bajista que inició en septiembre y que le llevó a acumular una caída del 61% hasta finales de 2014. A partir de ese nivel, el valor alzó el vuelo y, ahora que ha superado la directriz bajista, además, dejando un hueco en los 2,30 euros, su aspecto ha mejorado. Aunque después de subir tanto y acumular una fuerte sobrecompra (RSI 70 puntos), se ha tomado un descanso haciendo de la zona de 2,80-3 euros un soporte de corto plazo. Ahora la clave pasa porque no pierda los 2,30 euros.

Conozca las recomendaciones y análisis sobre esta acción consultando su ficha

abengoa


IAG

La aerolínea se disparó en enero al calor de varios acontecimientos: la bajada del precio del petróleo/combustible, la entrada de Qatar Airlines en su accionariado y su predisposición a opar Air Lingus. Así pues, AIG subió un 17,12% a comienzos de año. Además, no ha dejado de marcar máximos históricos tras máximos históricos desde que superara a comienzos de enero los 1,53 euros (antiguos máximos de 2014).

Ahora, el soporte clave es la zona de 1,53 euros y, si está dentro y no quiere hacer caja ya, lo aconsejable es ir ajustando al alza el stop, pues el valor está en subida libre. Incluso hoy, que el precio perfora la directriz alcista de corto plazo que marcó la aceleración del movimiento desde mediados de enero, no hay que llevarse las manos a la cabeza, pues la directriz alcista de largo plazo sigue intacta pasando por los 6,50 euros.

Conozca las recomendaciones y análisis sobre esta acción consultando su ficha

iag