La última encuesta a gestores de fondos de Bank of America Merril Lynch evidencia una caída en las expectativas de crecimiento económico por parte de los gestores de fondos a su nivel más bajo en diez años. La mayoría cree que la economía está en un ciclo tardío  aunque los niveles de efectivo se mantienen en el 5,1%.  Por sectores, después de meses de una baja convicción, el energético emerge con la asignación más alta en seis años.  

 

Los gestores de fondos se posicionan en el sector energético a su nivel más alto en seis años

 

El 22% de los gestores de fondos encuestados ven tanto el crecimiento económico como los ingresos descendiendo en los próximos doce meses, la lectura más pesimista desde agosto de 2012. El porcentaje de analistas que esperan crecimientos de doble dígito en los BPA está en su nivel más bajo desde diciembre de 2016. Sin embargo, el rally que ha experimentado el Brent desde los mínimos de agosto,  ha incrementado las expectativas de inflación. Y se sabe que una inflación elevada y bajo crecimiento suele favorecer las acciones defensivas.

La convicción en el sector energético es visible teniendo en cuenta que el porcentaje de gestores que están sobreponderando el sector está en máximos de seis años.  Por otro lado, autos y viajes vieron una caída del 25% en el posicionamiento.  La asignación a los bancos aumentó a una sobreponderación  para el 13% de los gestores desde la infraponderacion para el 16% mientras que la asignación al sector de la construcción cayó a mínimos de cuatro años. El sector tecnológico está ahora menos concurrido desde 2009 y, curiosamente, ningún sector se percibe como sobrevalorado por los encuestados, lo que sugiere que “momentum” podría cambiar en próximos meses hacia lo defensivo.

A nivel macro, El 22% de los encuestados esperan un debilitamiento de la economía en los próximos 12 meses, un incremento desde el 6% del mes anterior y su nivel más bajo en seis años. Es por ello que la mejora macro es, para el 38% de los encuestados, el driver más importante para el crecimiento de la Eurozona. La mayoría de los inversores (72%) espera que la inflación se incremente en un año mientras que hay más gestores que el mes pasado (66% vs 52%) que creen que la política del BCE es demasiado estimulante.

 

expectativas crecimiento económico. Bank of America Merril Lynch

 

Por países, el 22% de los gestores prefiere sobreponderar Alemania y España con un horizonte de 12 meses mientras Reino Unido se mantiene como el país más impopular.

 

Mercado sobreponderados e infraponderados. Bank of America Merril Lynch

 

A nivel empresarial, las expectativas se han deteriorado pues el 22% de los expertos espera beneficios por acción (BPAs) más bajos en doce meses y el 63% espera tasas de crecimiento de los mismos inferiores al  10%. El catalizador más importante de apetito por el reiesgo es precisamente esta tasa de crecimiento de los  beneficios y, por el lado negativo, la tasa negativa de los depósitos del BCE.

 

Expectativas crecimiento BPA. Bank of America Merril Lynch

 

Posicionamiento de los gestores de fondos

Este escenario es consecuente con que apenas el 5% de los gestores esté posicionado en acciones de la Eurozona. Una caída del 54% respecto a la cifra del mes pasado y su nivel más bajo desde diciembre de 2016. La compra de acciones británicas ha descendido del 24% del mes pasado hasta el 19% actual.

El sector energético  - oil y gas – es el más sobreponderado en octubre para el 34% de los gestores. Su lectura es la más alta en seis años, siendo la segunda mayor mejora lo que activa la señal de venta contraria para el sector. En la otra cara, autos lo infrapondera el 19% de los gestores, su nivel más bajo en siete años, y el sentimiento en viajes y ocio se ha deteriorado a su nivel más bajo en cuatro años. Los bancos, sin embargo, ha tenido la mayor mejora y, junto a  servicios financieros, es el único sector financiero con un posicionamiento positivo este mes.

 

Valoración y posicionamiento sectorial. Bank of America Merril Lynch

 

Entre los tipos de acciones, la alta calidad se mantiene como una de las preferencias. De hecho, el 59% de los encuestados creen  que batirá a la baja calidad en el próximo año.  Además, el mismo porcentaje de gestores espera que las acciones de baja beta se comporten mejor que las de una beta más alta, la segunda lectura más alta de la historia.