El aumento del patrimonio de los fondos de inversión nacionales en lo que llevamos de año es debido, según Eduardo Antón, analista de fondos de Inversis Banco, “a la buena evolución de los mercados en España y por el vencimiento de las garantías de los productos garantizados”.


También se han revalorizado los fondos de bolsa española “porque las empresas nacionales lo están haciendo bien en el mercado porque reciben la mayoría de sus ingresos de fuera”, pero “el riesgo en estos fondos sigue presente por los problemas de los países periféricos”.

Para los inversores con un horizonte de largo plazo, el experto recomienda “mantener posiciones en estos fondos y, para los que quieran salirse, es buen momento para tomar beneficios”.

Dentro de estos fondos Antón se queda con el “Aviva Espabolsa, gestionado por Iván Martín y Pablo Cano y que, pese a tener las principales empresas del Ibex 35, han logrado batir al índice de referencia”.

A pesar del buen comienzo de año de los fondos que invierten en Japón, “ese país es uno de nuestros ‘ángeles caídos’ porque en 2010 lo hizo muy bien la primera mitad del año, pero la segunda se vio afectado por la divisa y tampoco vemos que la macroeconomía japonesa esté acompañando a las empresas”.

Si somos inversores conservadores nos deberíamos decantar por “renta fija corporativa, porque los monetarios con unos tipos cercanos al 1% no son un buen negocio”. El experto comenta que “hay fondos de renta fija corporativa que todavía pueden otorgar revalorizaciones en torno a un 3% invirtiendo principalmente en financieras de forma defensiva, como en Invesco Eurocorporate”.

“Los hedge funds han sabido adaptarse a un nuevo entorno de mercado y cada vez ofrecen más liquidez y trasparencia, mientras que están menos obligados a estar apalancados”.

El Fondo BBVA Estructurado Finanzas se ha revalorizado mucho en lo que va de año “porque está referenciado al BBVA y al Banco Santander”, si bien, advierte que “es un estructurado pero no garantizado y, si estos dos valores tienen un comportamiento negativo el inversor puede sufrir pérdidas ilimitadas”. “El horizonte de inversión de este fondo es a 5 años con ventanas de liquidez anuales”.

Pese a los buenos resultados cosechados en años anteriores por el fondo Carmignac Patrimoine, este activo ha comenzado el año con altibajos “porque ha habido una rotación de activos y está muy orientado a emergentes, dólar y consumo cíclico que están dejando de dar tan buen resultado”. Sin embargo, el experto confía “en la gestión de este fondo a años vista”.

A la hora de invertir “debemos fijarnos más en los fondos que en las gestoras, pues cada fondo tiene su gestor, que es quien aporta el alfa”.