Los empleados españoles faltan al trabajo una media de 5,7 días al año por motivos de enfermedad, cifra que se sitúa a 1,7 puntos porcentuales del promedio europeo (7,4 días), según un estudio de la consultora Mercer en el que han participado más de 800 compañías. En concreto, el 72% del total del tiempo de trabajo perdido se debe a ausencias cortas y frecuentes, es decir, inferiores a siete días, mientras que el resto se debe a ausencias de larga duración --más de siete días--. Por lo que respecta a las causas, los principales motivos de ausencia de larga duración en España son los dolores músculo-esqueléticos y las patologías relacionadas con el estrés y la salud mental.
Según el estudio, las empresas europeas facilitan a sus empleados un amplio abanico de beneficios relacionados con la salud, entre los que destaca la paga por enfermedad, ofrecida por el 48% de las compañías en España. Asimismo, el 56% de las organizaciones proporciona un complemento de ingresos en caso de enfermedad o discapacidad de larga duración, mientras que la cobertura dental es ofrecida por el 44% de las compañías. Respecto a los beneficios para mejorar la salud y la productividad de los trabajadores, el 79% de las empresas que trabajan en España ofrecen un chequeo médico a sus empleados, mientras que algunas compañías optan por pagar servicios como el gimnasio (17%), programas para dejar de fumar (33%) o asesoramiento sobre la dieta (9%). COSTES DE LOS BENEFICIOS DE SALUD Por otro lado, el informe explica que los costes derivados de los beneficios de salud aumentaron un 6,6% por empleado en España durante 2007, frente al promedio del 5% registrado en Europa. En este sentido, el estudio asegura que las empresas establecidas en países con modelos de financiación basados en impuestos notaron más esta subida de costes (+55%) que aquellas situadas en países con modelos de financiación basados en sistemas de Seguridad Social(+43%). En un comunicado, la directora del área de beneficios para empleados de Mercer, Marisol Sanz, señaló que dos tercios de las organizaciones destacan que "tendrían problemas para retener a los mejores empleados" si no ofrecieran beneficios relacionados con la salud. Según el informe, las empresas españolas gastan una media del 4,2 del coste total de la nómina de la plantilla en beneficios de salud, cifra que supone 1,1 puntos menos que la media europea.