El número de billetes de 500 euros puestos en circulación se mantuvieron en el mes de septiembre en los 108 millones, la cota más baja desde octubre de 2006, según los últimos datos del Banco de España recogidos por Europa Press. Aún así, estos billetes de 500 euros suman un total de 54.161 millones de euros y representan el 67,9% del efectivo total distribuido (79.745 millones de euros)  Así pues, esta caída coincide además con un nuevo descenso del dinero líquido en circulación, que se redujo en un 7,9% en septiembre, tras alcanzar los 79.745 millones de euros (76.308 millones de euros en billetes y 3.437 millones en monedas), frente a los 86.594 registrados en el mismo mes del pasado año.

Por su parte, el número de billetes de 200 puestos en circulación también se mantuvo estable en septiembre en los 20 millones de unidades, tras la bajada registrada en el mes de agosto, mientras que los billetes de 100 euros cayeron al pasar de 63 millones a 61 millones de unidades.

En los billetes de 20 y 10 euros, el saldo neto entre lo distribuido y las devoluciones fue negativo, con 9.862 millones y 3.554 millones de euros, respectivamente.

La razón de que se devuelvan más billetes de pequeño importe de los que se distribuyen es, según el Banco de España, la llegada a España de turistas que traen dinero en metálico procedente de sus países de origen.

La caída generalizada del dinero puesto en circulación por el Banco de España coincide con el frenazo de la demanda interna y la desaceleración de los créditos hipotecarios. El banco emisor distribuye este dinero en función de la demanda del sistema financiero y las devoluciones efectuadas por las mismas entidades emisoras.

Así, los datos revelan, más de un año después del estallido de la crisis de las hipotecas 'subprime', una menor demanda por parte de estas entidades, en línea con la caída del consumo interno y la desaceleración del crédito hipotecario.

INVESTIGACIÓN DE LA AGENCIA TRIBUTARIA.

El nuevo estancamiento de los billetes de 500 euros coincide en el tiempo con la ofensiva lanzada por la Agencia Tributaria contra las operaciones fraudulentas realizadas con estos billetes. Así, las autoliquidaciones extemporáneas presentadas por los contribuyentes investigados por haber realizado operaciones con un volumen importante de billetes de 500 euros en 2003, 2004 y 2005 han permitido a la Agencia Tributaria recaudar 142,8 millones de euros hasta el 31 de mayo de este año.

Esta recaudación es causa directa de las pesquisas en marcha desde hace dos años para investigar fraudes fiscales relacionados con el uso de billetes de 500 euros en unas 12.000 operaciones desde 2003. De esta forma, las declaraciones extemporáneas corresponden a contribuyentes a los que se les ha hecho algún tipo de requerimiento para que justifiquen el uso de estos billetes.

Los ingresos obtenidos hasta mayo más que duplican a los 60 millones de euros recaudados por esta investigación hasta el 31 de marzo, un importe que, según la Agencia Tributaria, seguirá aumentando en los próximos meses gracias a la investigación abierta por Hacienda sobre los cinco últimos ejercicios tributarios.

2.511 DEFRAUDADORES.

La investigación referida al año 2003 es la única que prácticamente ha finalizado, dado que los posibles delitos o fraudes prescribían en junio de este año. Sólo en 2003, los presuntos defraudadores ascienden a 1.583, pero en el conjunto de años analizados, los contribuyentes que han intentado defraudar a Hacienda a través de operaciones con billetes de 500 euros ascienden a un total de 2.511, muchos de ellos con posibles fraudes en más de un ejercicio.

La investigación de la Agencia Tributaria, que recae sobre aquellos contribuyentes que han realizado operaciones con, al menos, 1.000 billetes de 500 euros, puede dar lugar, como resultado final de la investigación, a la interposición de denuncias ante la Administración de Justicia por un presunto delito contra la Hacienda Pública en aquellas operaciones cuyo fraude supere los 120.000 euros.