En abril hemos visto una recuperación del Ibex 35, pero observando que el selectivo se mueve dentro de un rango entre 8000 y 8500 puntos”.

Que el Ibex 35 no salga de este rango se debe a “los débiles datos de le UE, que ponen en tela de juicio la recuperación de la Eurozona, frente a la corriente positiva de las inyecciones de liquidez del Banco de Japón y los mejores datos de EEUU”.

Esta semana el experto sugiere estar atentos a “el números de afiliaciones a la Seguridad Social española, vamos a ver si se reduce el ritmo de caída del empleo”.

“Los recorte de tipos en Europa se veían venir, pero lo fundamental es que se adopten más medidas que permitan el impulso del crédito. Vamos a ver si en junio se toman esas medidas que sería muy importantes para demostrar una mayor sensibilidad por el crédito y no tanto por los ajustes y la austeridad”.

Declaraciones a Radio Intereconomía