El precio de la vivienda media ofertada en España se sitúa en 262.241 euros al término de junio, un 8% por encima del precio medio que realmente están dispuestos a pagar los futuros compradores, situado en 241.427 euros, según el último informe 'Demanda de Inmuebles 2008' elaborado por el Grupo Facilísimo. En el estudio se pone de manifiesto que la vivienda media ofertada en España está formada por un piso en altura de tres habitaciones, con una superficie de 105 metros cuadrados y un precio medio de venta de 262.241 euros, según el análisis de 110.355 anuncios de inmuebles publicados en el portal inmobiliario de Facilisimo.com durante el primer semestre de 2008.
Este desajuste entre oferta y demanda también se traslada a la superficie de la futura vivienda, ya que, en la actualidad, los inmuebles que están a la venta cuentan con una media de 105 metros cuadrados, mientras que lo que se demanda son viviendas de 100 metros. Algo en lo que sí están de acuerdo vendedores y compradores es en el número de dormitorios con el que tiene que contar el inmueble, que en ambos casos es de tres. El análisis por comunidades autónomas refleja que Cataluña es la región donde se oferta la vivienda más cara, con una media de 309.230 euros, seguida de País Vasco (304.283 euros), Madrid (296.653 euros), Baleares (265.003 euros) y Navarra (262.749 euros). En el lado opuesto se sitúa Extremadura, la comunidad con la oferta de vivienda más económica, con un precio medio de 179.496 euros, un 42% más barata que Cataluña. Al margen de las cinco comunidades más caras, el resto se sitúan por debajo de la media nacional, encabezando la lista Cantabria, con un precio medio de 252.938 euros, seguida de Aragón (242.556 euros), Andalucía (235.841 euros), Ceuta y Melilla (225.139 euros), Comunidad Valenciana (224.210 euros), Murcia (219.305 euros), Castilla-La Mancha (218.027 euros), Asturias (212.896 euros), La Rioja (209.074 euros), Castilla y León (203.256 euros), Galicia (202.562 euros), Canarias (197.368 euros) y Extremadura (179.496 euros). EN CASTILLA-LA MANCHA, LAS CASAS MÁS GRANDES. Si atendemos a la superficie de las viviendas ofertadas en España, Castilla-La Mancha se sitúa como la comunidad autónoma donde se venden los inmuebles de mayor superficie, con una media de 125 metros, seguida de Extremadura (124,83 metros), Galicia (121,2 metros) y Castilla y León (118,73 metros). En cambio, las viviendas más pequeñas las encontramos en la segunda región más cara de España, el País Vasco, con 84,7 metros de media. De este modo, la diferencia entre los inmuebles castellano manchegos y los vascos es de 40,3 metros. El estudio de Facilísimo también ha analizado el número de habitaciones de cada una de las viviendas que componen el mercado inmobiliario español. En este caso, el resultado muestra que en todas las comunidades se oferta una media de tres dormitorios, siendo Extremadura la región con mayor número de habitaciones por vivienda, con una media de 3,25 dormitorios. Respecto al tipo de construcción, en todas las comunidades autónomas el número de viviendas en altura (pisos) es claramente superior al de unifamiliares, destacando en este caso el País Vasco, donde un 95,52% de las construcciones ofertadas corresponde a pisos en altura. Castilla-La Mancha, por su parte, se sitúa en el extremo contrario, ya que el número de unifamiliares supera el 40%, mientras que las viviendas en altura ofertadas no llegan al 59%. EN CATALUÑA, LA VIVIENDA MÁS CARA. Si en el año 2007 el País Vasco era la comunidad autónoma con la oferta de vivienda más cara de toda España, en este 2008 Cataluña ha ocupado el primer puesto en el ranking de regiones de mayor precio. Barcelona es, además, la provincia con la oferta más cara de toda España, con un precio medio de 321.505 euros por vivienda, un 21,5% menos respecto al año pasado, cuando esta cifra se situaba en los 409.416 euros. Girona, por su parte, es la sexta provincia más cara de España, con una media de 274.364 euros por vivienda, mientras que Lleida ocupa ese mismo lugar en el ranking de provincias con la oferta de viviendas de mayor tamaño, con 129 metros de media. Por último, la Comunidad de Madrid es la tercera región española con la vivienda ofertada más cara, con un precio de medio de 296.653 euros, un 14% más barata que la cifra del año 2007, cuando llegaba a los 344.956 euros de media.