Félix López, Director de Atlas Capital considera que la operación de Sacyr tiene un fuerte importe económico y, al ser una operación basada en un intercambio accionarial, es posible que no tenga tanto éxito como el resto. Este movimiento no viene más que a confirmar el proceso que están viviendo las inmobiliarias que, no sólo diversifican su negocio sino que buscan oportunidades fuera de nuestras fronteras.
La rapidez de la recuperación que vivimos desde principios de marzo hasta hace dos días ha sido vertical, con lo que es probable que se incremente la volatilidad y, a medida que conozcamos nuevos datos veremos si se produce o no una mayor corrección en los mercados. La noticia de Sacyr acaba de salir y con los datos que conocemos tenemos una operación de fuerte importe económico y sin duda toda operación basada en un intercambio accionarial tiene un éxito menor porque depende de una ecuación de canje. El proceso inversor es de las compañías con un mayor apalancamiento y no viene más que a confirmar todo el proceso que estamos viviendo en el mercado español. Las inmobiliarias están focalizando o invirtiendo en sectores que no tienen que ver con su actividad principal y sobre todo porque traspasan sus fronteras. Es una operación complicada pero tendremos que estar pendientes de ver cómo se lo toma el mercado. Es posible que vivamos en el mercado un recorte que nos podría hacer caer en torno al 50% de la subida anterior, pero en ningún caso esto puede cambiar la tendencia a medio-largo plazo en la bolsa. Porque cuando tenemos que acudir a los fundamentales tenemos compañías que no están caras, en el mercado europeo parece que se están confirmando los datos de crecimiento fuerte, y sin lugar a dudas harán mella en la bolsa.