Se intuye que el pago en la operación de Iberdrola sobre Scottish Power podría hacerse de forma mixta, un 50% en acciones y otro 50% en caja que sería reducida para la compañía española. A pesar de ello es posible que en corto plazo la cotización de Iberdrola se vea penalizada porque el mercado lo ha acogido de una forma tibia.
Ligera debilidad de salida en los mercados. Nos parece que podría estar en indicadores cerca de soportes que situamos en los 13.800 puntos y si el mercado continua con tono negativo daríamos un recorrido a la baja adicional pero nunca superior al 2-3%. En general, con las expectativas de beneficios que tenemos para la bolsa a cierre de este año, señalamos comprar bolsa española en estos multiplicadores de PER. La bolsa había subido bastante en poco tiempo, pero sigue siendo el activo que mejor sigue pagando el riesgo de largo plazo.