Ramón Forcada, Director de análisis de Bankinter ha declarado en Intereconomia que los únicos resultados que sorprenden son los de Banco Pastor, porque el resto ya se esperaba. El BSCH será el más beneficiado de la operación con ABN porque, aunque a corto plazo pueda generar una incertidumbre que penalice al mercado, se verá favorecida a largo plazo.
El mercado ha cambiado. Venimos sosteniendo que 2007 no son los años anteriores. Estamos en una sobrevaloración de las inmobiliarias pero entramos en un proceso de normalización en marcha que responde a un ajuste de precios por una mayor sensatez y cambio en el contexto por una desaceleración del ciclo económico. Si además en un momento determinado surgen temas relacionados con un sector y no tanto por sobrevaloración de activos, como ha ocurrido con el mercado español, todo ajuste se irá digiriendo. Por resultados los que sorprenden son los de Banco Pastor, que son muy buenos, se acelera hasta el 30% y sorprenden los de las inmobiliarias en el sentido de que salen a la luz cosas que, antes o después, iban a aflorar. La operación de Royal Bank of Scotland es estratégica para las tres partes. Probablemente más para BSCH que para Fortis y desde el punto de vista de medio plazo será buena. Si sale adelante podría generase una incertidumbre lógica que el mercado suele penalizar porque a corto plazo se castiga a la compañía que adquiere. Es preferible estar en BSCH que en BBVA aunque la estrategia sería la de mantenerse cortos en BSCH y largos en BBVA.