El Ibex 35 marcó un nuevo mínimo anual en los 11.770 puntos, tras perder cerca de un 2,3% en una sesión que “antojaba mucho más tranquila(…), especialmente tras el negativo cierre de junio –el Ibex 35 cayó en torno al 11%- ”, a juicio de Mariano Sancho, responsable de mercados de Riva y García. En todo caso, este experto reconoce que “índice ISM manufacturero de junio en EEUU -se situó en los 50,2 puntos, frente a los 48,5 puntos previstos- actuó como catalizador del día reduciendo las pérdidas(…) en tan sólo unos minutos”.
Mariano Sancho, responsable de mercados de Riva y García recuerda que “los rumores han sido los que han minado al sector bancario –léase UBS, Merrill Lynch- y al final a los principales índices de Europa(…). Al final, -señala- han pagando justos por pecadores(…)”. En este sentido, este experto destaca contradicciones como la generada con el precio del crudo que “toca valores próximos a los 143 dólares y, sin embargo, -continúa- Repsol ha bajado casi un 3%”. Sancho “no esperaba un comportamiento tan negativo y más teniendo en cuenta que se está celebrando en Madrid el Congreso Mundial del petróleo”. Sector Construcción El responsable de Riva y García destaca que las grandes compañías ligadas al ladrillo han liderado las mayores caídas del selectivo. Así, Sacyr Vallehermoso cayó un 7’8%, ACS recortó un 5’8% y Ferrovial se dejó un 4’88%.”Incluso OHL -que debutó este martes en el selectivo- y que se supone que debería tener un comportamiento positivo, sufrió caídas de casi un 5%”, asegura. En todo caso, este experto atribuye estas caídas a la “decisión inminente del Banco Central Europeo –podría subir los tipos de interés en la zona euro en un cuarto de punto hasta el 2,25%- lo que –continúa- agravaría el nivel de endeudamiento que tienen estas compañías”. “El mercado cuando cae, cae todo y la única excepción en el día de hoy ha sido BME”, sentencia el analista. Recomendaciones De hecho, “BME es una opción a tener en cuenta sobre todo para carteras estables y conservadores a medio o largo plazo, ya que ha conseguido remontar las perdidas –subió un 0,7%-”. En todo caso, Mariano Sancho considera que la mejor recomendación pasa “por la cautela y la paciencia porque los mercados poco a poco consiguen sorprendernos rompiendo, como en el día de hoy, algunos niveles”. Sancho miraría a los blue chips, pero confiesa la necesidad de que “en el mercado haya un catalizador en forma de buena noticia que convierta el pesimismo en un puntal de apoyo para dar la vuelta a la tortilla”. En todo caso, “a corto plazo el escenario está muy complicado”.