Endesa aprobó en junta extraordinaria de accionistas la venta del negocio en Latinoamérica a Enel, así como el súper dividendo.

Un 94,88% del capital d Endesa (el 92% del capital lo agrupa la italiana Enel) se reunió ayer en la sede de la compañía en Madrid para aprobar en la junta de accionistas su reestructuración y el reparto de dividendo.

Este histórico quórum aprobó el traspaso a Enel del 60% de Enersis. A través de esta filial chilena Endesa controlaba hasta ahora todos sus activos en Latinoamérica. El traspaso se ha valorado en 8.252,9 millones de euros.

Las plusvalías por esta operación suman más de 2.100 millones. Como contraprestación, el consejo de Endesa acordó el reparto de un dividendo idéntico a los ingresos obtenidos. Es decir, 8.252,9 millones, casi 7,8 euros por acción. Además, a esa cantidad hay que sumar otros dos dividendos, que el consejo aprobó hace dos semanas dentro de un nuevo plan industrial. En concreto, se ha sometido a votación abonar un pago extraordinario, a cuenta de los resultados del ejercicio 2014, de 6.352,5 millones, 6 euros por acción.

Respecto a la retribución ordinaria con cargo a este año, se prevé un dividendo de 0,76 euros por acción (804 millones de euros en total). El dividendo de 8.252 millones por Enersis y el extraordinario de 6.352 millones (13,8 euros en total por acción) se abonarán el 29 de octubre. Enel, debido a su participación mayoritaria del 92% del capital, será el gran beneficiario, al recibir más de 14.170 millones. El resto, más de 1.230 millones, se los repartirán los otros 170.000 inversores que mantiene.

Además, el nuevo plan industrial para el periodo 2014-2016, que prevé una inversión de 2.500 millones de euros, un 25% más de lo previsto en su plan anterior, se vertebrará sobre cinco prioridades estratégicas, que son aprovechar todo el valor de la nueva regulación, mejorar aún más la eficiencia operativa, maximizar el valor de la integración entre generación y comercialización, desarrollar nuevas tecnologías para mejorar la eficiencia de sus redes y acelerar el desarrollo de sus productos y servicios de valor añadido.