Un día después de la decisión de la Reserva Federal comienzan las interpretaciones. Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter reconoce que “la FED ha tenido un comportamiento impecable”.
Un comportamiento “impecable al conseguir sacar adelante la operación twist para vender algo de bonos de corto plazo y comprar 400.000 millones de los de más largo plazo consiguiendo bajar el coste de financiación de la economía”, reconoce Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter en Radio Intereconomía. Este experto advierte que hay un punto delicado pues “aunque no creíamos que lo fuera hacer, el hecho de no hablar del QE III ha provocado cierta desconfianza sobre si finalmente desarrollará el tercer paquete de estímulo cuantitativo”. Forcada cree que no lo ha hecho más por razones políticas “pero de momento ha actuado bien, al conseguir aplanar la curva de tipos, y al final se acabará siendo un QEIII”.

Respecto a la situación de Europa, Forcada reconoce que “si hay incertidumbre política en EEUU, en Europa la clave política es la de toda la vida. O nos coordinamos bien y montamos un tesoro único, emiten eurobonos, o no se solucionará nada”. El panorama que tenemos: se dice que el siguiente tramo de asistencia se le dará a Grecia, no han hablado de eurobonos, es poco inteligente no hacerlo”. En este contexto, “no hay que hacer nada, bajar exposición y meterse en activos que no tengan riesgos (…). Como nosotros creemos que Grecia hará default y que Portugal acabará haciéndolo creemos que bonos soberanos de largo plazo son un activo con un riesgo limitado y atractivo con las tires actuales”. Por lo demás “no haría nada porque la clave política europea determina todo y no me fío un pelo”, concluye.