Wall Street comienza la jornada con números rojos después de la festividad de ayer. En opinión de José Luís Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, “lo que está pasando es que estamos viendo cómo el mercado intenta contrastar los mínimos del año y sobretodo los del año pasado”. “los últimos veinte días hemos visto un mercado muy de rango y en el caso del S&P, un rango muy estrecho entre los 800 y 850 puntos”. El experto apunta a que detrás de está caída, hay diversos factores. Entre los cuales, destacaría “los últimos datos respecto a los niveles de confianza del mes de febrero que hemos conocido en EE.UU. que han sido mucho peor de lo esperado”, lo que apuntan, -según el analista- al escenario de recesión de la economía”. Otro factor, según Martínez Campuzano es que “estamos viendo cómo otros mercados, como por ejemplo el del crudo, no hace nada más que caer en los últimos días”. Por último, el tercer factor sería “la falta de concreción en las medidas de apoyo a la Banca por el Tesoro americano”.

La mayoría de los analistas ven grandes caídas una vez se rompiese el soporte de los 800 puntos en el S&P 500. José Luís Martínez Campuzano cree que “a medida que nos aproximamos a ese nivele es lógico sentir un desánimo sobre la posibilidad de que veamos un desplome más fuerte de las bolsas”, "los 748 puntos aguantaron como nivel en un momento de pánico y a medida que nos acercamos a ese nivel es lógico sentir un cierto desánimo”. "Hay que recordar -matiza el analista- que el año pasado vivimos un crack bursátil que trajo consigo una caída del 50% pro-medio lo que es una anomalía estadística, una caída que supera a lo que vimos en el 29"." Es lógico pensar -matiza el analista -que esas caídas han reflejado mucho de la crisis pero  también añade que “hay una parte inquietante”. “Si los mercados vuelven a precipitarse, el riesgo de que se retroalimente la crisis económica es sagrado”, apunta el experto. Por ejemplo, dice el experto, “la caída de la bolsa y de la vivienda ha costado casi 10 trillones de dólares en riqueza financiera a las familias”. Con ejemplos como éste, el estratega de Citi en España ve “fundamental que la bolsa se estabilice para que de alguna forma el consumidor norteamericano no tenga tantos impedimentos, desde el punto de vista del sector riqueza, para mantener el consumo”.

El sector automovilístico y el financiero son dos de los sectores más castigados en el mercado bursátil. El financiero, añade el experto, “sigue siendo el centro del huracán”, pero advierte de que no sólo en EE.UU., sino que la situación parece “igual o más inquietante en Europa”. Respecto al sector automotriz, añade que el Gobierno de Obama “se está planteando crear un comité para estudiar la viabilidad de este sector”.  Finalmente, en cuanto a las recomendaciones, el estratega de Citi en España señala que "no tengo tan claro que haya que mantenerse al margen de la renta variable”. Si cree que “hay que ser prudentes”. Apunta que “las bolsas están sobrestimando la debilidad”. Por lo que, advierte de que “puede tener sentido aumentar cartera en las caídas la exposición en la bolsa”, eso sí, “en niveles muy bajos”, ya que no cree que sea adecuado “tener más de un 30% de la cartera en renta variable”. Por lo que apostaría por una cartera de una oscilación “entre un 10 y un 30%”.