Apertura a la baja del principal mercado del mundo tras conocerse un dato de paro mensual peor al previsto por los analistas. La economía americana destruyó 84.000 empleos en agosto, según datos del Departamento de Trabajo. El consenso del mercado esperaba que se registrasen 75.000 empleos menos. Entre tanto, la tasa de paro subió hasta el 6,1% frente al 5,7% del mes anterior, cuando se esperaba una tasa sin cambios. Una sesión “ligeramente bajista”, comenta José Ramón Sánchez Galán, analista financiero que señala, “los datos de empleo han sido peores de lo esperado, pero en conjunto, hay que tener en cuenta que aún así, el ritmo de creación de empleo ha sido, aunque malo, un poco mejor de lo esperado”.
Desgranando el dato, este experto financiero explica, “el sector servicios y manufacturero se llevan la palma, pero el sector constructor ha perdido menos de lo que se esperaba”. Hay que tener en cuenta, además, comenta Sánchez Galán “el binomio inflación-PIB”, ya que, explica el analista “las cifras de crecimiento económico conocidas la semana pasada estaban apuntaladas en lo que corresponde al sector exportador y al gasto de los consumidores. Cifras –dice el experto- que nos hacen pensar que el crecimiento americano podría continuar debilitándose”. Además, este experto, alerta de datos para la semana que viene. “Hay nuevos índices de precios y habrá que observar en qué medida hay posibilidades de movimientos de tipos de interés”. El jueves, explica José Ramón Sánchez Galán, “conoceremos los precios de importación y exportación, y otros índices de precios al productor. Si lo emplazamos al 16 de septiembre, lo que parece que el mercado descuenta es que habrá movimientos, aunque lo que se ignora hasta el momento, en qué medida pesará más que el crecimiento continúa débil –lo que supondrá una bajada de tipos- o por el contrario, pesará que las tensiones inflacionistas continúan empujando, lo que supondrá una subida de tipos”. En conclusión, dice este analista financiero “intuimos que la Fed puede mover los tipos, pero lo que no está claro es qué sesgo tendrá este movimiento, si al alza o a la baja”. Más allá de los datos macroeconómicos, hoy sigue siendo noticia el sector financiero después de que Goldman Sachs rebajara la recomendación de Merrill Lynch. “Una vez más –dice Sánchez Galán- el sector financiero lastra al mercado. Hasta hay rumores de entrada de ciertas entidades de cierta relevancia, caso de Lehman Brothers en Goldman e incluso posibilidades de desprendimiento de empresas para paliar el agujero financiero, pero aún así, la crisis financiera continúa latente”. Según este experto, “será la tónica general de los próximos meses y esperamos mayores recortes del mercado americano ya que las entidades financieras tienen mucho peso en los índices y por eso habrá recortes”. De ahí que su recomendación para el sector sea la de no entrar. Otro sector que habría que vigilar y cuya recomendación para Sánchez Galán es la de neutral sería el sector de las tarjetas de crédito. Dentro del sector “habría que vigilar la posibilidad de perder los 70 dólares en Visa, con lo que recomiendo no entrar en el valor”, en Master Card “habría que apoyarse en los 200 dólares, podríamos mantener el valor”, en cuento a Discoverfinancial “habrá que vigilar los 15 dólares que podría perder”, en Capital One la recomendación de Sánchez Galán es la “vigilar que se mantenga por encima de los 42 dólares” y por último en American Express “vigilar si puede mantenerse por encima de los 38 dólares”. En general, dice el experto, la recomendación sería la de no entrar en el sector, “pero vigilar estos niveles ante la posibilidad de rebotes”