Indra se cuela en la segunda posición del Ibex 35. El fuerte rebote que experimenta este lunes le lleva a atacar la directriz bajista que nació en julio.

Atención a Indra, porque está intentando recuperar el doble dígito y, con ello, superar la directriz bajista y techo del canal que nació este verano y que ha estado penalizando al precio. De hecho, entre los máximos de julio y los mínimos de finales de septiembre Indra perdió un 20%.

Si Indra logra cerrar por encimad e los 10 euros, podría ir a buscar los 10,40 euros, por donde encuentra la siguiente resistencia de Fibonacci (retroceso del 38,2%). En cambio, si Indra no salva el doble dígito hoy, corre peligro de seguir condenado a caer y descender hasta los 9,70 euros. Este nivel coincide con el retroceso de Fibonacci del 61,8% y el precio se quedó en las puertas de superarlo el viernes pasado.

indra



Entre las razones que rodean a la subida de hoy de Indra se encuentra la firma de un acuerdo con la Confederación de Industrias Indias (CII) para impulsar el desarrollo de un centenar de ciudades inteligentes en el país en los próximos cinco años, bajo la iniciativa "100 Smart City Vision" del Ejecutivo indio.

Además, Indra también es la encargada de contabilizar los votos de los comicios presidenciales argentinos. Este domingo se celebró la primera vuelta de las elecciones generales del país latino y el próximo día 22 se hará la segunda.

El día 5 de noviembre, la tecnológica rendirá cuentas. El consenso de mercado de mercado espera que anuncie un beneficio neto de 33 millones, frente a los 18 del mismo periodo del año anterior, lo que supondría una mejora de más del 88%. Sin embargo, los ingresos habrían caído hasta los 596 millones, frente a los 610 que ganó entre julio y septiembre del ejercicio pasado.