El director de renta variable de Oddo, Pablo García, asegura que "el punto de inflexión en la morosidad" aún no se ha producido y puede que no se produzca hasta finales de año. Ha alcanzado su nivel más elevado desde noviembre de 1995.

De ahí que, según García, sea "muy complicado prever mejoras en el empleo, crecimientos del PIB. Algo que no da muchas expectativas del 1,6% de crecimiento previsto para España. Posiblemente haya que revisar ese dato”.

A ello se suma el diferencial de deuda del bono español respecto al alemán, que sigue subiendo. En declaraciones a Radio Intereconomía, Pablo García asegura que subastas de deuda pública como Portugal "son insostenibles" por los niveles de rentabilidad que se están prometiendo desde los países periféricos. "Las últimas subastas no han estado del todo mal, pero las letras colocadas a 12 meses al 4%, es increíble. Pero lo que hemos visto es que el inversor acudió a la subastas de Portugal”.

En cuanto a recomendaciones, Iberdrola Renovables merece, para García, una valoración "positiva, aunque no se espera un flujo espectacular. Esperamos que llegue a los 3,5 euros en los próximos meses, pero mantendríamos la inversión”. Favorable es también su recomendación sobre OHL, "una compañía especialmente activa que no para de conseguir contratos y buenas noticias. Despierta cierto interés a nivel internacional por el sector constructor con lo cual es una inversión razonablemente óptima”.

Mientras Nokia cierra una semana negra y parece no levantar cabeza en los próximos meses. Pablo García asegura no ser  “partidario de tomar posiciones en Nokia porque el momento es muy malo. Sigue perdiendo cuota en smartphones y hasta 2013 no tendremos novedades fehacientes para ver si gana cuota de mercado. La estrategia no está clara, va a ver mucha volatilidad es cierto, pero el riesgo que está asumiendo en esa operativa es enorme. Es una lotería”.