El precio medio después de impuestos de la gasolina de 95 octanos y del gasóleo de automoción ha subido el 0,42% en la última semana, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE) difundidos hoy. El pasado lunes, última fecha disponible, el litro de gasolina 95 se vendía a 1,194 euros y el gasóleo a 1,2 euros, frente a los 1,189 euros y 1,195 euros que costaban el 25 de agosto. Entre el pasado 25 de agosto y el 1 de septiembre el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, registró un precio medio de 113,75 dólares, ligeramente por debajo del valor de la semana precedente (114,61 dólares).
A pesar del repunte de esta semana, el precio de estos dos carburantes ha caído en agosto, mes en el que el precio del crudo también ha bajado. Entre el 28 de julio y el 1 de septiembre la gasolina ha descendido el 3,24% y el gasóleo el 6,83%. En el mismo periodo el Brent ha pasado de 125,84 dólares a 109,41 dólares, lo que supone una caída del 15%. El precio de los carburantes tiene un alto componente de impuestos que es fijo, por lo que la repercusión de las fluctuaciones del crudo en los precios finales no es idéntica. Desde el pasado 1 de enero la gasolina se ha encarecido el 7,18% y el gasóleo el 10,9%. Los precios después de impuestos en España continúan por debajo de la media de la Europa de los Veintisiete y de los Quince. La gasolina cuesta en la UE-27 una media de 1,390 euros por litro y de 1,414 en la UE-15, mientras que el precio medio del gasóleo es de 1,339 y 1,321 euros respectivamente.