Hoy al cierre de sesión Gamesa presentará sus resultados del ejercicio 2016. Estas serán las últimas cuentas de la compañía en solitario, antes de su fusión con Siemens Wind. Entre tanto, vemos que Gamesa, pese a tener un buen desempeño en bolsa en los últimos años, no lo ha hecho tan bien como Siemens, la matriz de la compañía con la que se casa.  
 
A las 17:30 horas de este jueves contaremos con las cuentas del ejercicio 2016 de Gamesa. Estas serán las últimas cifras que la compañía de aerogeneradores presente en solitario, pues las del año 2017 se espera que ya incluyan a Siemens Wind. Hace una semana el Departamento de Justicia de EEUU daba el visto bueno a la fusión, así que, sólo queda que la autoridad de la competencia europea dé luz verde también a este matrimonio, probablemente el próximo 13 de marzo.   
 
Los expertos de Renta 4 esperan que en las cuentas que presente Gamesa muestre una mejora del beneficio del 65%, hasta los 281 millones de euros y un incremento de ventas de casi 1.000 millones, hasta los 4.562 millones.
 

Fuente: Renta 4

Con la fusión con Siemens Wind, Gamesa ganará tamaño para posicionarse ante los nuevos retos del mercado eólico y obtendría unas sinergias de 230 millones de euros anuales. Además, como parte del acuerdo se abonará un dividendo de 3,6 euros por acción a los actuales accionistas de Gamesa. Esta operación dará lugar a un líder eólico mundial en el que el grupo alemán Siemens controlará el 59% y los actuales accionistas del fabricante español de aerogeneradores, el 41% restante.
 

Fuente: Citi Research 

Siemens y Gamesa se frotan las manos esperando los frutos de su fusión en el negocio eólico y, mientras, en bolsa los inversores también celebran las respectivas revalorizaciones de ambas compañías.
 
Siemens ha conseguido una revalorización acumulada en los últimos cinco años del 71% y, si tenemos en cuenta los dividendos, habría más que multiplicado su precio (subida del 102%). Nada desdeñable, aunque se queda corta en comparación con Gamesa, que ha proporcionado a sus accionistas una rentabilidad del 560% en este lustro y, si tenemos en cuenta los dividendos, incluso del 597%.
 
 
Pero esta carrera cambia de posiciones si restringimos el estudio al último año, cuando Siemens le ha sacado ventaja a Gamesa acumulando una rentabilidad del 51%, frente al 31% de la española (total return).
 
 
Los indicadores técnicos Premium también corroboran la mejor situación técnica de Siemens frente a Gamesa. Aunque ambas compañías están en tendencia alcista, tanto en el medio, como en el largo plazo, la española sufre mayor caída del volumen de contratación, lo que debilita su tendencia, frente a Siemens, para la que el único “pero” es el descenso del volumen en el largo plazo.