Ayer veíamos a las acciones de GAM dispararse más de un 30%, ¿la razón? únicamente la especulación, pues la compañía terminaba de reconocer su quiebra agarrándose a la refinanciación mediante el ‘banco malo’ empresarial.



GAM se convertía ayer en la acción más alcista del mercado español y por mucho, después de confirmar que había llegado a un acuerdo con 9 entidades financieras para refinanciar su elevada deuda a través del “Plan Fénix”, es decir, el ‘banco malo’ empresarial. Este ‘banco malo’ ha sido promovido por el Gobierno y está participado por las principales entidades del país (Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Banco Popular y Sabadell),

La empresa de alquiler de maquinaria verá reducido su pasivo desde los 280 millones que acumulaba en junio, a 125 millones, mediante la conversión de unos 60 millones de euros de deuda en préstamo participativo eventualmente convertible, así como la capitalización del resto de la deuda financiera en la propia Sociedad. Por tanto, cuando concluya el acuerdo, las entidades financieras podrían llegar a tener el 75% del capital de GAM.

Técnicamente en lo que va de año GAM lo ha hecho verdaderamente mal. Antes del estirón del 30% que experimentó ayer, acumulaba unas minusvalías bursátiles del 70%. Además, desde los máximos anuales marcados en 0,86 euros en enero, el valor pierde más de un 66%, de hecho, a pesar de la fuerte revalorización de ayer, el precio se frenó en la zona de resistencia de los 0,30 euros, por la que pasa la directriz bajista de medio plazo.

Si desea estar informado del cambio de ciclo técnico de GAM, apúntese anuestro servicio de alertas.

analisis tecnico gam


Como se puede observar en nuestros indicadores premium, hasta que no supere la zona de 0,66 euros (55% de revalorización), en la que se cruzan las medias móviles de 40 y 200 periodos con el precio, su tendencia bajista de largo plazo no desaparecerá.

gam indicadores tecnicos


Por abajo el soporte más relevante de GAM se sitúa en 0,21 euros donde cerró el miércoles. Esta zona comporta un soporte casi infranqueable, pues es su mínimo histórico y, además, el precio se ha parado repetidas veces en esta zona desde 2011. Ahora bien, no podemos perder de vista que GAM es uno de esos valores apodados ‘chicharro’, es decir, de baja capitalización, escaso precio y fáciles de mover, tanto al alza como a la baja. Por lo que cualquier céntimo arriba o abajo se convierte en subidas/bajadas porcentuales grandes, haciéndolo totalmente desaconsejable para los inversores tranquilos.