Son dos los factores interrelacionados que impulsan estos movimientos. En primer lugar encontramos la caída del precio del petróleo, vuelta que se refleja claramente en el cambio de opinión de los analistas que han pasado de ubicar el precio del crudo en los 100$ a bajarlo hasta los 40$: esto y la caída de las commodities son buenos para la economía. Y, en segundo lugar, tenemos las expectativas de tipos que hacen que las presiones inflacionistas se relajen, sobre todo en EEUU. Las expectativas en esta variable también han dado un giro que hace que incluso se anuncien movimientos contrarios a los actuales porque la FED puede haberse excedido en las subidas.
Estamos planos. Pero lo sorprendente no es esto sino las últimas sesiones: estamos rozando los 12.300. Son dos los factores interrelacionados que impulsan estos movimientos. En primer lugar encontramos la caída del precio del petróleo por el cierre de posiciones largas en gestfams y similares, vuelta que se refleja claramente en el cambio de opinión de los analistas que han pasado de ubicar el precio del crudo en los 100$ a bajarlo hasta los 40$: esto y la caída de las commodities son buenos para la economía. Y, en segundo lugar, tenemos las expectativas de tipos que hacen que las presiones inflacionistas se relajen, sobre todo en EEUU. Las expectativas en esta variable también han dado un giro que hace que incluso se anuncien movimientos contrarios a los actuales porque la FED puede haberse excedido en las subidas.