La reserva federal se ha vestido hoy con el traje más dovish que tenía en su armario y acaba de decir que en las actuales circunstancias los tipos de interés cercanos a cero siguen siendo apropiados. Pero no sólo eso.
Lejos de anticipar la primera subida de tipos de interés con la retirada de la archiconocida expresión “considerable time”, el comunicado del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) mantiene esas dos palabras. “El comité cree que debe ser paciente a la hora de comenzar a normalizar la política monetaria”. Para después decir, “esta nueva expresión es consistente con el anterior ‘considerable time’”, afirman. Aunque esto podría significar un cambio en el calendario imaginario de sus miembros, lo cierto es que las bolsas han reaccionado con fuertes subidas.

Sólo hace falta el ver el gráfico intradiario del S&P 500 para ver la alegría con la que ha reaccionado el mercado a la noticia de que los tipos estarán cercanos a cero más tiempo del esperado.

S&P intradiario


En las proyecciones que han hecho los miembros del FOMC se puede observar que esperan que los tipos suban menos que en la última reunión para finales del año.  En las previsiones también se aprecia que los miembros de la autoridad monetaria creen que el país alcanzará el pleno empleo al final del año que viene.

En concreto, esperan que los tipos estén en el 1,125 a finales del año que viene, comparado con el 1,375% que consideraban en septiembre. Los tipos estarán en el 2,5% a finales de 2016 y en el 3,625 a finales de 2017.

tipos de interés

En un comunicado muy parecido a los anteriores, la autoridad monetaria explica que la actividad económica sigue expandiéndose a un ritmo moderado y que el mercado laboral seguirá mejorando.

Como en otras ocasiones, la FED sigue sin dar ningún tipo de referencia temporal ni cuantitativa para conocer cuándo se subirán los tipos. Reiteran que lo harán evaluando un gran número de variables con las que se decidirá la profundidad de la recuperación del empleo y, sobre todo, de la inflación. La autoridad monetaria tiene su objetivo fijado para los precios a largo plazo en el 2%.

Con todo, en la nota apuntan que “el comité anticipa que incluso cuando el paro y la inflación estén cerca de su objetivo, las condiciones de la economía podrían obligar a mantener los tipos por debajo de los niveles que el FOMC considera normales en el largo plazo”.

Sin embargo, como viene siendo habitual esta decisión ha sido aprobada con el voto en contra de uno de sus miembros, de Richard Fisher que considera que “el comité debería ser paciente en el comienzo de la normalización monetaria. También ha votado en contra Kochelakota, que cree que el Comité pierde la credibilidad con el objetivo de inflación en el 2% y Charles Plosser, que no estaba de acuerdo con el contenido del comunicado.

Proyecciones de la FED