Hay que estar en valores sólidos, con PER no muy latos, y más que nunca a apostamos por los blue chips , como Telefónica, Santander, BBVA y Repsol. En el sector construcción entraríamos en Ferrovial, ya que se podría aprovechar la desaceleración del sector. Apostamos por una cartera sin excesivo riesgo.
El animo de los inversores institucionales es el de la de continuación de la senda alcista para 2007, aunque algo más moderada pero con la posibilidad de ganar en torno al 15 % en algunos valores. Por otro lado, se esperan unos tipos de interés controlados, que creen un escenario corporativo que permita el crecimiento para nuestras empresas. Los mercados deberían tomarse eso sí, cierto descanso en las próximas semanas para ver donde van los flujos de dinero de los inversores institucionales. Yo invito a la prudencia pero hay que estar en bolsa.