Gamesa cerró la sesión del jueves encabezando los avances del Ibex 35 con una fuerte revalorización que le llevó a confirmar la superación de la resistencia marcada por los máximos del año pasado.

Gamesa ayer recogió los bártulos con una subida del 2,56%, lo que le llevó a superar los 22 euros y confirmar así por encima de los 21,77 euros, máximos de 2016 que se configuraban como su resistencia clave. Ahora Gamesa podría ir a buscar los 25 euros, hacia donde apunta la proyección del canal alcista en el que se mueve desde el verano de 2014.
 
No obstante, no es descartable que realice un pullback a la parte baja del canal, un movimiento que le llevaría a descargar sobrecompra (RSI por encima de 70 puntos) y también a volver a perforar los 21,77 euros, pues esta parte baja del canal pasa por los 20 euros, donde confluye con el retroceso de Fibonacci del 61,8%.


 
Los indicadores técnicos Premium muestran que Gamesa está en plena tendencia alcista. El precio ha escapado por encima de las medias de 40 y 200 sesiones, si bien el volumen ha decrecido en el largo plazo.


 
Bajo esta tendencia alcista la próxima semana, concretamente el miércoles 29 de marzo, arrancará la fusión de Gamesa con Siemens Wind. Gamesa llevará a cabo una ampliación de capital para dar entrada a la compañía germana y conjuntamente crearán el mayor fabricante de aerogeneradores del mundo. En concreto, Siemens recibirá acciones de nueva emisión de la compañía resultante representativas del 59% del capital social, mientras que los accionistas actuales de Gamesa tendrán el 41% restante. Además, Siemens abonará un pago en efectivo de 3,75 euros por acción, que será distribuido por Gamesa a sus accionistas (excluyendo a Siemens) una vez concluida la fusión.