En línea con la mayoría de los expertos, la casa de Deustche Bank, DWS apuesta por la bolsa como mejor activo para este 2011. A pesar de que hay que tener el en cuenta el efecto base, las revalorizaciones en renta variable pueden llegar a los dos dígitos.
Desde DWS lo tienen claro. El activo para sacar mejor provecho a nuestro dinero es la renta variable. Los crecimientos que se esperan para este año 2011 son, según Pedro Dañobeitia, director general de DWS Investments Iberia y Latam, llegarán a los dobles dígitos para finales de año.
 
Es cierto que hay que tener en cuenta el efecto base, pero las revalorizaciones en renta variable siguen siendo más atractivas que en renta fija. Partimos de un peldaño más alto que el año pasado, por lo que el crecimiento relativo será más bajo; pero no debemos perder la perspectiva.
 
Todo ello gracias a la gasolina del mundo. Los emergentes van a seguir favoreciendo el crecimiento global, que según DWS, podría llegar hasta el 4,5% en términos de PIB. Aunque hay una china en el zapato según Dañobeitia. India presenta algunos síntomas de debilidad con el riesgo inflacionario como mayor problema junto con las condiciones de crédito. De hecho la renta variable de este país ha comenzado el año en rojo.
 
Esto nos lleva a algo de lo que se está hablando mucho este principio de año. Como apunta el experto, “ya no vale todo en emergentes”. Hay que ser más selectivos; igual que el experto infrapondera la situación en el elefante de Asia, nombres menos comunes que los BRIC comienzan a tomar protagonismo. Corea, Méjico o Turquía son economías que este año podrían dar el salto, según se apunta desde la gestora de Deustche Bank.
 
Uno de los riesgos más importantes que se presenta en este grupo es la inflación. Así como en los países desarrollados el experto considera que no habrá problemas en este sentido, los países emergentes empiezan a sufrir un riesgo importante, por lo que los inversores no deberán perder de vista los tipos de interés de estas economías.
 
De hecho, el experto se refiere a estos mercados como economías de crecimiento y ya no como países emergentes.
 
En Europa la situación, a pesar de presentar dos ritmos bien marcados, parece que se irá suavizando según pase el año. “Este año va a ser récord en cuanto a emisiones de deuda”, asegura Dañobeitia, quien por este motivo augura un año muy volátil en las primas de riesgo. “Es llamativo”, añade, “que las rentabilidades ofrecidas por la deuda soberana es mayor que la deuda corporativa”.

En el viejo continente, a pesar de que las expectativas para la bolsa española son buenas, "podría dar alguna sorpresa" asegura Dañobeitia, la opción más recomendable es Alemania
 
Todo esto tendrá su reflejo en el debilitamiento del dólar que los expertos pronostican para este año.
 
No sólo eso desde DWS se apunta a una posible tercera tanda de ayudas por parte de la FED. “No descartamos que haya un QE3 en la segunda parte del año”, ha asegurado Dañobeitia.
 
En cuanto al oro, los expertos de DWS apuntan a una revalorización en torno al 25% o 30%, lo que situaría al metal precioso en los 1.650.